Water Nieves • Radio – Tv – Animación

661

Water no pudo negarse ante la seducción de ser operador de radio. Después de foguearse en diferentes áreas de la comunicación, ha logrado establecerse en este medio con carisma y personalidad.“Soy la radio hasta la médula”.

Representante de una casta surgida en los días del “Neo Entretenimiento Audiovisual”. Dos décadas haciendo vida detrás del micrófono. Walter Nieves Molina es un hombre “del medio” que hace 20 años tomó un camino: “la radio es mi pasión, mi oficio, mi arte…”, se dijo cuando cumplía 14 años; y desde ese momento comenzó a labrarse una sólida posición en un mundo donde las flaquezas, indecisiones y talentos de “plástico” están condenados al fracaso.

Walter criado en Vargas dentro de una familia de sólidos y firmes principios echó raíces en la urbanización Pariata, creció con el gran orgullo de ser nieto del afamado beisbolista varguense César “La Escoba” Nieves, epónimo del pri-mer estadio de beisbol profesional del Litoral, detalle que despierta la amplia sonrisa de Walter, “mis amigos creían que yo sería un gran jugador de beisbol, pero más allá de unas caimaneras, no fui muy hábil con este deporte…”

Cuestión de Aprendizaje

Finalizaba la década de los 80 dejando un rastro destacado en materia de música, tendencias, tecnología y entretenimiento; aquí Walter siente el despertar de una pasión, “OPERAR”, técnica que hace furor en los jóvenes con talentos “técnicos” en materia de sonido y efectos, “dominar los platos y cajetines era un arte, era una puerta a la creación de sonidos nuevos, y esa fue mi primera experiencia…”. Se inicia en los 90 como operador avance, tiene 14 años pero la edad no es impedimento, consigue el permiso para trabajar porque sus padres lo apoyan y creen en su talento. Cumple 17 años y es operador fijo en Playa 107, pero Walter quiere avanzar, así que se nutre, experimenta y da un salto alcanzado el puesto de operador de grabaciones, “estoy muy orgulloso de haberme iniciado en esta carrera como operador”, nos confiesa.  

Luego se va a Marina 99.5 FM bajo la gerencia de Meir Subero, como asistente de Producción,“tuve la oportunidad de trabajar junto a Alejandro José Aguilar, Edduar Caderón, José Brito y José Irausquin entre otros, aprendí mucho de ellos”.  Tiempo después lo llaman de la estación archirrival, Z100 FM, pionera de la frecuencia modulada en Vargas, “acepté la oferta, era un nuevo reto donde me encontré altibajos, entre ellos la automatización de la radio”.  Un día recibe la mala noticia de que perdía su guardia como operador “a raíz de esto entonces me enfoqué en la locución, saqué mi certificado gracias a Pedro Rubín, gerente de Z100 FM”. Consigue su primer espacio, un programa muy recordado por su corte fresco y juvenil de nombre Radioactiva, lo que se convierte en una plataforma para el éxito. “En la calle me reconocían por la voz y el nombre, y ese reconocimiento que recibí por parte del público fue el premio más grande…”

El animador 

La radio, en general, atravesaba una temporada difícil a mediados de los 90, sin embargo él se mantiene firme. Una noche, invitado por su “hermanazo” Juan Carlos Mozqueda, llega a una discoteca de Guarenas, “Juan Carlos (q.e.p.d), me dice que conoce al dueño y que esa noche buscan a un animador porque el suyo se reportó enfermo, así que me ofreció como suplente y me monté en la tarima, un gran reto, animar para 500 personas”. Su estilo pegó, gustó y se quedó, “me inicié como animador, he batallado en La Pachanga de Caracas, en Excalibur, Tequila Disco Club, Escape Café, Chicote, Cocobongo y actualmente en el Club 69”

Llega también a la TV

Su primera casa grande fue Venevisión Continental como operador master, luego, junto a su hermano mayor, William “El Monstruo” Nieves, de conocida trayectoria en la radio, asumió la gerencia de producción de TVRadio, un proyecto de los hermanos Nieves Molina único y original que permitía llevar la magia de la radio a la televisión con programas totalmente en vivo. 

Trabajó en el “Canal I” para el departamento de Ingesta y Producción. 

Actualmente es locutor de 95.1 Fusión Stereo, Caracas y locutor de 100.3 con Ciudad Caliente, todos los sábados de 2 a 4 de la tarde. Un profesional  que alberga una cautivante sonrisa y que se desenvuelve de forma fluida en cualquier proyecto que se presente por tener una mente muy práctica. 

Walter siempre guarda un espacio en su corazón para agradecer el apoyo incondicional, compañía y confianza de quienes creyeron en él. 

“Le doy gracias a mi Dios Padre amado, a mi Ángel de la Guarda, a Obatalá por librar mis batallas, a mis padres, siempre orgullosos de mi, a mi hermano William por ser guía y cómplice de mis sueños, a mi esposa Marlen, a mi hija Camila ellas son mis ojos y mi vida, a Pedro Rubín por las oportunidades, a mi pana el periodista Federico Ortega por compartir proyectos y planes en la familiar esquina de nuestra Pariata; y a Vargas Inside por el hermoso trabajo que hace por la gente de Vargas”.

Por: Federico Ortega • Fotos: Hector De Oliveira

No hay comentarios

Dejar respuesta