Té caliente, tabaco y alcohol: riesgo de cáncer de esófago

46

Los que beben té a altas temperaturas, alcohol en exceso y fuman tienen un riesgo de cáncer de esófago cinco veces superior.

China es uno de los países del mundo con mayor incidencia de cáncer de esófago, una enfermedad cuya prevalencia está en aumento y cuya tasa de supervivencia es bastante baja, sobre todo en varones residentes en zonas poco desarrolladas. También se da la circunstancia de que China es uno de los países donde más té se bebe. Los hombres chinos son grandes consumidores, además de ser muy propensos a fumar y a beber alcohol. El tabaquismo y la ingesta de alcohol, así como los compuestos químicos y los efectos térmicos negativos del té caliente, aumentan de forma relevante las consecuencias de la asociación entre el consumo de té y el riesgo de cáncer.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores de la Fundación Nacional de Ciencias Naturales de China y del Programa Nacional de Investigación y Desarrollo entrevistaron a los participantes inscritos en el estudio China Kadoorie Biobank (CKB). Excluyeron a aquellos que habían sido diagnosticados previamente de cáncer o que habían reducido el consumo de té, de alcohol o de tabaco para tratar de averiguar si beber esa infusión a altas temperaturas se puede asociar a un riesgo más elevado de cáncer de esófago.

En la investigación se tuvieron en cuenta los datos de 456.155 personas de entre 30 y 79 años durante un periodo de seguimiento medio de 9,2 años. Los autores del estudio comprobaron que había una conexión entre beber té caliente y tomar alcohol en exceso y fumar mucho con el riesgo de cáncer de esófago. Aquellos individuos que consumieron té a altas temperaturas, bebieron alcohol excesivamente y fumaron tenían un riesgo de cáncer de esófago más de cinco veces superior que aquellos otros que no tenían ninguno de esos tres hábitos.

En el lado opuesto, la moderación en la ingesta de alcohol, de fumar y de beber té a diario no se asoció con el riesgo de padecer cáncer de esófago.

Según los autores del estudio, estos hallazgos sugieren que abstenerse de beber té excesivamente caliente puede ser beneficioso para las personas que consumen alcohol en exceso o fuman.

Fuente: muyinteresante.es

No hay comentarios

Dejar respuesta