¿Qué es el narcisismo sexual? Artículo Revista Edición #21

242

(V.I. Edición #21) La clave del narcisista sexual es servirse del otro para satisfacción propia.

Lo feliz que tu pareja te hace podría estar determinado por la cantidad de sexo que tus amigos creen que estás teniendo, si es que eres un narcisista sexual, claro. La clave del narcisista sexual es servirse del otro para satisfacción o placer de uno mismo, esto es, te quiero y quiero estar contigo si me complaces, me mimas, te desvives por mí… el único importante en la relación es él. Encantadores, atractivos, elegantes, hombres y mujeres que poseen el arte de la seducción.

Así se muestran los narcisistas para atraer a sus “presas”, como una “araña que tiende su red y te envuelve”, afirma el psicólogo clínico y sexólogo Esteban Cañamares.

No hay que confundirlos con losnarcisistas típicos, pues los narcisistas sexuales tienen “tendencia a explotar a otras personas. De hecho, al comienzo actúan con tanta sutileza, que en muchas ocasiones es difícil detectar que tienen un trastorno psicológico, trastorno narcisista de la perso-nalidad (TNP), tanto que “cuando sus víctimas se quejan del abuso al que son sometidas, nadie les cree”, confirma Tabatha Lepe, una youtuber mexicana que después de ser víctima de varios narcisistas, investigó sobre este trastorno y creó un grupo para que otras víctimas puedan identificar a estas “arañitas” que solo buscan su bienestar.

Los expertos analizaron de qué manera la comparación de su vida sexual con otros podría afectar a la relación y a la satisfacción se-xual. Descubrieron que casi todo el mundo tiene curiosidad sobre la vida sexual de otras personas, pero los narcisistas sexuales en concreto, son los que más probabilidades tienen de verse afectados por las comparaciones.

Los 9 síntomas de un narcisista:

1. Se creen mejor que todos. Tienen una alta necesidad de ser admirados. Presumen de sus logros académicos, y creen que merecen un trato especial.

2. Creen que van a tener mucho éxito, poder y sueñan con ser héroes o personajes omnipotentes.

3. Solo se relacionan con personas que tienen cierto estatus.

4. Se aprovechan de los demás, pero lo hacen de forma que no se note, sin ningún tipo de escrúpulos.

5. No tienen empatía, tanto así que pueden decirle a la cara a alguien las cosas, sin pensar que le puede hacer daño.

6. No eligen a una persona dominante, sino una mucho más débil. Por esto, muchas personas caen en depresión.

7. Nunca reconocen que cometen errores. En cualquier discusión la culpa la tiene el otro.

8. Son muy egoistas, y sue-len buscar su propio placer. Sus palabras favoritas son “yo” “mi”, “mio”, y “conmigo”.

9. Aunque no lo reconocen abiertamente, envidian a los demás.

Por: Carmen Romero

No hay comentarios

Dejar respuesta