“PUNTA CARE” UN HERMOSO PAISAJE NATURAL, CON UN ENCANTO ESPECIAL • EDIC. #24

698

(V.I. EDIC. #24-2018) Desde las bellas alturas de El Ávila se puede contemplar un extenso mar que se pierde en el horizonte, y que a su vez forma parte de nuestra costa central la cual acoge a innumerables playas rodeadas por una hermosa vegetación, que en conjunto decoran el  paisaje. 


Sin embargo, un paseo por el litoral debe comenzar en La Guaira, que desde su fundación ha sido unos de los puertos más importantes de nuestro país. Esta parroquia, junto con su actividad marítima y comercial ha conservado por años el ambiente de la época colonial, reflejada en mucha de su arquitectura, prueba de ello son los fuertes o fortines, que nos recuerdan todos los días la era cuando la ciudad tenía defensa propia contra ataques de piratas y bucaneros. 

Al recorrer el litoral podemos disfrutar de diferentes lugares de esparcimiento, que van desde montañas, ríos, áreas al aire libre y bellas infraestructuras, siendo punto obligatorio nuestras playas arenosas, de templadas aguas y con radiante sol tropical durante casi todo el año, consideradas el principal atractivo turístico de Vargas. Éstas reciben a propios y visitantes cualquier día o fecha, siendo más concurridas los fines de semana, en temporadas de vacaciones y festivas.

Al Este se localizan un sinnúmero, con gran oleaje, aptas en su mayoría para la práctica del surfing, y otras de oleaje leve a moderado para el gozo familiar, que admiten a gran cantidad de personas deseosas de vivir un momento de entretenimiento y libertad.

Vía hacia Los Caracas, pasando Pantaleta, a 1 km se encuentra el pueblo de Punta Care, un lugar sencillo y cálido donde se puede apreciar una preciosa bahía de mar abierto cuyo nombre es “PLAYA LOS RÍOS”.

Esta playa cuenta con olas medianamente fuertes, grandes rocas que decoran el paisaje, rica arena, excelente clima y hermosa vista para el deleite de todos. 

¿Qué ofrece Punta Care?

Ofrece sencillas posadas frente al mar, diversos kioscos de comida, venta de coco frío, cocadas, además de servicio de toldos, sillas, baño, duchas de agua dulce, servicio personalizado en el área y sitios para el depósito de la basura. También es apta para la práctica del surfing y moribugie por sus olas rápidas y continuas.

Es ideal para tomar sol y también posee pequeños pozos para bañar a los más chicos y reunirse en grupo. Consta a su vez de un mirador para aquéllos que sólo desean observar el panorama.

Lo acogedor y discreto del lugar nos lleva sin duda a pasar un día distinto, rodeado de la variada naturaleza que la región nos ofrece  para compartir con la familia, amigos o en pareja. 

Sin duda que este sitio, al igual que otros que bordean nuestra costa, nos hace diferentes y únicos, no pierdas la oportunidad de frecuentar este lugar distinto al entorno habitual y de conocer más sobre las alternativas que podemos ofertar tanto a propios como a invitados.

Debemos conocer en principio las posibilidades de desarrollo turístico que tenemos para poder alcanzar el aumento económico que deseamos.

No dejes de visitarla y sal de la rutina…

 

No hay comentarios

Dejar respuesta