Las mujeres más influyentes de la historia

92

Celebramos el Día Internacional de la Mujer con una galería de algunas de las mujeres más luchadoras que acabaron dejando huella.

Hombres y mujeres han marcado un antes y un después en la historia de la humanidad, a pesar de las dificultades en el camino de estas últimas. Muchas de ellas son grandes protagonistas de gran cantidad de hechos que cambiaron la forma de ver y entender el mundo.

El día 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, una fecha que reivindica esa lucha por la igualdad de género y hace un homenaje a todas las luchadoras que abrieron el camino hacia una sociedad más justa.

Pero, ¿por qué se realiza este día en concreto? La elección no fue algo aleatorio, y es que el 8 de marzo es un día más significativo de lo que popularmente se piensa. Esta surge a raíz de la fecha de dos huelgas históricas, realizadas en años diferentes.

Todo se remonta al año 1857, cuando se produjo una primera huelga, la de las trabajadoras textiles de la fábrica Lower East Side (Nueva York). Aquella época estaba marcada por una severa precariedad laboral y salarial. Sin embargo, la situación de las mujeres era mucho más crítica, pues cobraban alrededor de un 70% menos que los hombres, a pesar de suponer casi la totalidad de la plantilla trabajadora.

Ante esta situación, las trabajadoras de la entidad organizaron una marcha en protesta de estas condiciones, manifestando la injusticia de su realidad. El acto quedó finalmente frustrado por la dura represión policial. Pero este suceso fue la chispa que despertaría la atención de miles de mujeres en su mismo estado.

Años más tarde, en 1908 tuvo lugar uno de los acontecimientos más brutales y trágicos en la historia reivindicativa de la mujer. En la misma ciudad como escenario, Nueva York, 40.000 costureras industriales de diferentes fábricas estadounidenses organizaron una huelga para manifestarse nuevamente. Entre sus exigencias, destacaba la petición de igualdad de derechos, reducción de jornada laboral (que por aquel entonces era de 12 horas o más), la abolición de la explotación infantil (también muy frecuente) y el derecho a unirse a sindicatos.

Este día pasaría a la historia no solo por este hecho, sino también por uno mucho más cruel. En una de las fábricas donde se realizaba la huelga de trabajadoras, los propietarios ordenaron cerrar puertas y ventanas y atrapar en su interior a las manifestantes a modo de contención. Ese encarcelamiento acabó con la vida de 120 mujeres provocado por un incendio en el interior del edificio.

Dos años más tarde, en 1910, en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas en la ciudad de Copenhague, las 100 asistentes (procedentes de 17 países diferentes) aprobaron por unanimidad el establecimiento del 8 de marzo como Día de la Mujer Trabajadora, a petición de la política alemana Clara Zetkin. Al año siguiente se celebró por primera vez en 4 países: Alemania, Austria, Suiza y Dinamarca. En total, se calcula que participaron más de un millón de mujeres.

Finalmente, todo este esfuerzo quedó reconocido en la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1975, cuando de forma oficial se reconoció el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer.

Valientes, poderosas, inteligentes y unas grandes luchadoras, así fueron estas revolucionarias. Nosotros celebramos el Día Internacional de la Mujer con un pequeño homenaje a algunas de las muchas mujeres ejemplares y tenaces que acabaron dejando huella.

Eva Perón

Eva Perón

Nacida en Londres en 1920, jugó un papel clave en el descubrimiento de la estructura del ADN, aunque nunca obtuvo el reconocimiento que merecía. Un cáncer de ovario provocado por las repetidas exposiciones a la radiación en sus experimentos y el machismo imperante en la sociedad de la época le privaron del Premio Nobel de Medicina, que fue concedido a sus compañeros de laboratorio en 1962, pocos años después de su fallecimiento.

 

Rosalind Franklin

Rosalind Franklin

Nacida en Alejandría (hoy Egipto) a finales del siglo IV, es considerada por muchos la primera mujer científica de la historia: desarrolló múltiples experimentos y fue autora de varios tratados de matemáticas y astronomía, ninguno de los cuales se ha conservado. Murió a una avanzada edad al ser salvajemente asesinada por una turba de cristianos, presumiblemente a causa de su vinculación al paganismo que convulsionaba la sociedad.

Virginia Woolf

Virginia Woolf

Nacida en Belfast en 1943, Jocelyn Bell fue la primera astrofísica que descubrió la radioseñal de un púlsar, que en un primer momento, denominó “Little green men” (pequeños hombres verdes), al pensar que provenía de una civilización extraterrestre. En 1974, Hewish y Martin Ryle recibieron el Nobel de Física por el descubrimiento de los púlsares sin mención alguna al trabajo de Bell, si bien la científica siempre le ha restado importancia.

Ada Lovelace

Ada Lovelace

Nacida en la Inglaterra victoriana de 1815, esta amante de la filosofía y las matemáticas se convirtió en la primera programadora de la historia. Trabajó con Charles Babagge, “El padre de la computación”, y en sus notas describió el primer algoritmo destinado a ser procesado por una máquina, motivo por el que el Departamento de Defensa estadounidense bautizó con su nombre un lenguaje de programación.

 

Marilyn Monroe

Marilyn Monroe

Nacida en Viena en 1878, participó en el descubrimiento de la fisión nuclear, además de realizar importantes investigaciones en teoría atómica y radiactividad. Una vez más, su aportación fue ignorada a la hora de los reconocimientos y fueron otros los que recibieron el correspondiente premio Nobel, ya que se encontraba en desventaja por partida doble: era mujer y judía. No obstante, el elemento 109 de la tabla periódico recibió en su honor el nombre de Meitnerio.

 

Lise Meitner

Lise Meitner

Nacida en El Cairo en 1910, recibió el Nobel de Química por su estudio de las moléculas de penicilina, insulina y vitamina B12 a través de la cristalografía, sustancias de interés en el diseño de tratamientos para diversas enfermedades. Se convirtió con ello en la tercera mujer en conseguir este galardón después de Marie Curie e Irene Joliot-Curie, hija de la primera.

Dorothy Crowfoot Hodgkin

Dorothy Crowfoot Hodgkin

Nacida en París en 1776, en los prolegómenos de la Revolución Francesa, estudió matemáticas de forma clandestina y se carteó con los investigadores más relevantes de su tiempo, siempre bajo pseudónimo. A pesar de hacer importantes contribuciones a la teoría de números y la teoría de la elasticidad, nunca consiguió labrarse una carrera en matemáticas, debido a la condescendencia de sus homólogos masculinos.

Dolores Ibárruri

Dolores Ibárruri

Nacida en Pensilvania en 1907, destacó como escritora científica por sus artículos sobre conservación y recursos naturales, que se centraron en el uso excesivo de pesticidas tras la Segunda Guerra Mundial, cuyas consecuencias persisten aún hoy día.

Hipatia de Alejandría

Hipatia de Alejandría

Nacida en Londres en 1934, tuvo serios problemas para formarse por sus limitaciones económicas, pero finalmente pudo doctorarse en etología y viajar a Tanzania para observar las comunidades primates. Su labor científica ha sido una referencia para generaciones de biólogos y primatólogos, aunque ha sido también objeto de duras críticas por su metodología, ya que no ajustaba estrictamente al método científico.

 

Sophie Germain

Sophie Germain

Unos restos de discos de alabastro, aproximadamente del siglo XXIII a.C., pusieron fin al anonimato de los autores de los primeros textos encontrados en la Historia. Una reseña encontrada en la roca desvelaba la firma de una mujer, Enheduanna, a quien se la considera como la primera persona en firmar un texto en la Historia de la humanidad. A pesar de la poca información sobre Enheduanna, se conoce que, hija de reyes, fue sacerdotisa y poetisa, y una gran erudita de su tiempo, que poseía conocimientos de astronomía y de leyes, y que además, participó en la creación de los primeros calendarios religiosos.

 

Jocelyn Bell

Jocelyn Bell

Nacida en Varsovia en 1867, Maria Sklodowska desentrañó el papel de la radioactividad en el campo de la medicina. Sus experimentos con polonio y radio le valieron dos Premios Nobel, convirtiéndose en la primera persona en recibir dos galardones en distintas especialidades (Física y Química) y la primera mujer en ser profesora en la Universidad de París. Por desgracia, sus investigaciones le valieron también la enfermedad que se llevó su vista y su vida a la edad de 66 años.

 

Rachel Louise

Rachel Louise

Nacida en Pensilvania en 1907, destacó como escritora científica por sus artículos sobre conservación y recursos naturales, que se centraron en el uso excesivo de pesticidas tras la Segunda Guerra Mundial, cuyas consecuencias persisten aún hoy día.

Cleopatra VII

Cleopatra VII

Sin duda, fue una de las soberanas más poderosas del mundo. Cleopatra ascendió al trono a los 18 años y gracias a su gran ingenio y belleza natural consiguió asentarse en diferentes ocasiones como la reina de Egipto, a pesar de las dificultades del camino. Desempeñó un papel muy importante en la política de Egipto y fue la última reina egipcia que ha pertenecido a la dinastía de los Lágidas o Ptolomeos. Como bien se sabe, sus dos grandes amores y trampolines hacia la reconquista del trono fueron los famosos Julio César y Marco Antonio.

 

Janes Goodall

Janes Goodall

Nacida en Londres en 1934, tuvo serios problemas para formarse por sus limitaciones económicas, pero finalmente pudo doctorarse en etología y viajar a Tanzania para observar las comunidades primates. Su labor científica ha sido una referencia para generaciones de biólogos y primatólogos, aunque ha sido también objeto de duras críticas por su metodología, ya que no ajustaba estrictamente al método científico.

 

Valentina Tereshkova

Valentina Tereshkova

Fue la primera mujer astronauta de la Historia. Tereshkova realizó su viaje espacial el 16 de junio de 1963, a bordo de la nave Vostok-6 y bajo el alias de “gaviota” para la misión. Además, batió un record más, pues realizó 48 órbitas completas a la Tierra.

 

Enheduanna

Enheduanna

Unos restos de discos de alabastro, aproximadamente del siglo XXIII a.C., pusieron fin al anonimato de los autores de los primeros textos encontrados en la Historia. Una reseña encontrada en la roca desvelaba la firma de una mujer, Enheduanna, a quien se la considera como la primera persona en firmar un texto en la Historia de la humanidad. A pesar de la poca información sobre Enheduanna, se conoce que, hija de reyes, fue sacerdotisa y poetisa, y una gran erudita de su tiempo, que poseía conocimientos de astronomía y de leyes, y que además, participó en la creación de los primeros calendarios religiosos.

Marie Curie

Marie Curie

Nacida en Varsovia en 1867, Maria Sklodowska desentrañó el papel de la radioactividad en el campo de la medicina. Sus experimentos con polonio y radio le valieron dos Premios Nobel, convirtiéndose en la primera persona en recibir dos galardones en distintas especialidades (Física y Química) y la primera mujer en ser profesora en la Universidad de París. Por desgracia, sus investigaciones le valieron también la enfermedad que se llevó su vista y su vida a la edad de 66 años.

 

Frida Kahlo

Frida Kahlo

La artista ha destacado por sus famosas creaciones, en las que hizo un fiel reflejo de sus experiencias personales más íntimas y privadas. A pesar de sobrellevar una vida llena de tristeza y enfermedades, Frida encontró en la pintura y la poesía una potente herramienta de consuelo y desahogo. Con los años, se ha convertido en un icono para la sociedad.

 

Teresa de Calcuta

Teresa de Calcuta

Recibió el Premio Nobel de la Paz en 1979 por su ejemplar dedicación a los más necesitados. Era tanta su bondad que, de hecho, pidió que el premio se destinara a los pobres de la India. La madre Teresa de Calcuta recibió infinidad de galardones y reconocimientos y en 2003 el Papa Juan Pablo II la proclamó beata, estableciendo el 5 de septiembre como su festividad.

María Callas

María Callas

Se la considera como una de las voces más destacadas del siglo XX y pasó a la Historia con el apodo de “La Divina”. Su gran talento musical como soprano y su don artístico hicieron que desde bien pequeña debutara en los más grandes y famosos escenarios.

Clare Hollingworth

Clare Hollingworth

Se convirtió en una periodista de gran importancia durante el siglo XX. Hollingworth descubrió la presencia del ejército alemán en la frontera con Polonia a punto de iniciar un conflicto armado. Ella fue la encargada de dar la exclusiva del inicio de la Segunda Guerra Mundial a los medios de comunicación de la época, aunque no especificó en el artículo su nombre. Durante su estancia en Polonia en 1939, ayudó a escapar a miles de checoslovacos de la amenaza nazi. El resto de su carrera profesional la dedicó a narrar conflictos armados y noticias políticas internacionales de diferentes países.

Fuente: muyinteresante.es

No hay comentarios

Dejar respuesta