La Famosa Guarapita “Guaireña” • Una bebida que puede considerarse patrimonio cultural varguense

62208

(V.I. Edición #14) Según investigadores, “La Guarapita de La Guaira” data del siglo XVIII, fecha en la que el obispo Mariano Martí hizo una visita pastoral por los pueblos que actualmente forman parte del estado Vargas. Ya en 1772 se ingería en Naiguatá una bebida llamada guarapo, que, además de azúcar, papelón y agua, llevaba trozos de hierro que agriaban el sabor y que embriagaba al que la consumiera.

La conocida “Guarapita” es uno de los licores más populares en todo el estado desde hace décadas, especialmente en los pueblos costeros donde es considerada como la bebida indispensable. La guarapita combina papelón, azúcar y frutas con un aguardiente claro que sirve como base de la bebida. Según Juan Millán, la variedad y sorpresa en cuanto al sabor constituye su principal virtud, de allí que hoy en día exista guarapita de distintas frutas como parchita, coco y guanábana.

Pero hablemos un poco de la historia que rodea esta bebida, llamada por muchos como “espirituosa”. La palabra “Guarapo” ha sido utilizada en países de Latinoamérica (Venezuela, Colombia, Cuba, Panamá, República Dominicana, Perú, Ecuador y México), para referirse a algunas bebidas, y principalmente a las realizadas con papelón (panela sólida del jugo caña de azúcar) y agua, que podría ser fermentada, obteniéndose grado alcohólico.

En Venezuela se definen así a bebidas refrescantes, que podrían llamarse “los refrescos populares no procesados”, de consistencia aguada (bastante agua en relación a otros ingredientes) y generalmente endulzados con dicho papelón.

Los guarapos, pueden realizarse a base de fruta, y como ejemplos tenemos el guarapo de piña y tamarindo. Pueden macerarse para hacerlos más concentrados, convirtiéndolos en una bebida con cierto grado alcohólico, en cuyo caso debe destaparse cada día o dejarse una pequeña abertura para que escape el gas producto de la fermentación.

Ahora si vamos a la “Guarapita”, está realizada igual que el guarapo a base de alguna fruta, pero en este caso se hace más concentrada y espesa, además se le agrega a la preparación bastante licor (ron, aguardiente, caña blanca) y se endulza al gusto. Las más conocidas son la de parchita, guanábana y coco.

Se cree que estas bebidas son influencia de España, especialmente de las Islas Canarias y del cultivo de la caña de azúcar realizados en el Caribe. También muchos aseguran que entran en ellas la influencia africana. Tanto en épocas antiguas como en la actualidad, la gua-rapita es un brebaje económico que, por un módico precio, se puede beber en grandes cantidades. El grado alcohólico es bastante alto, por lo que son bebidas muy sabrosas pero de cuidado. Son muy populares en las fiestas de los pueblos de la Costa y se reparten al son de los tambores.

SABORES Y GUSTOS

Antiguamente en los mercados públicos y las pulperías urbanas lucían en sus mostradores la popular bebida. Hoy se expenden de manera diferente.

En nuestro estado se preparan guarapitas de parchita, coco, guayaba, guanábana, piña y tamarindo normalmente, aunque dependiendo de quien las haga podrían agregar una fruta nueva.

Se venden en las misma botellas de caña clara envueltas en papel periódico o en botellas de plástico, frías o a temperatura natural.

Muchas personas hablan de las que venden en Macuto, otras de las que son las preparadas en La Guaira, sin embargo creo que las de La Costa y Naiguatá no tienen comparación.

No hay comentarios

Dejar respuesta