Haz tus propios materos en casa

149

A continuación te mostramos cómo puedes hacer tus propios materos en casa, de una manera fácil, sencilla y, sobre todo, creativa. ¡Apunta nuestros tips!

Si no tienes o has roto el que tenías, no te preocupes. Siempre puedes hacer tus propios materos en casa. Tan solo necesitarás unos pocos materiales y un toque de creatividad.

Hoy en día los materos son un elemento decorativo importante. No solo porque demuestran parte de nuestra personalidad sino porque también hacen que las plantas resalten mucho más.

Las plantas, ya sean ornamentales o no, son el perfecto complemento para darle vida a tu hogar. Su cuidado es básico y, contar con un buen matero también lo es.

¿Por qué? porque parte de la función de un buen matero es permitir que la planta crezca de la forma adecuada y se mantenga saludable.

Es básico poseer materos en casa, también denominados macetas, estos recipientes en los que acostumbramos sembrar nuestras plantas además de servir de base para la tierra que las nutre, pueden agregar un elemento estético adicional según el diseño que tengan.

 Las plantas brindan vida y color a tu hogar

En el mercado son infinitas las variedades de materos o macetas que puedes encontrar, pero queremos animarte a crear tus propios materos. ¿Por qué? porque siempre es bueno saber darle solución a los incidentes.

Imagínate que tienes un matero con tus flores preferidas, que de seguro te ha costado cuidar y mantener. Por alguna razón u otra, el matero se cae y se rompe, dejando la planta totalmente desprotegida en las raíces.

Para evitar que se seque y muera, lo ideal es hacerle un matero casero. No solo te sentirás más tranquilo sino que ahorrarás dinero. E incluso, tendrás una satisfacción mayor al haber hecho algo tan positivo con tus propias manos.

Hay muchos objetos que se dejan en desuso, por así decirlo, pero míralos de nuevo. No son basura. De seguro que, en ese segundo vistazo, algo cambió en tu percepción. Esto es lo que debes aprovechar para darle una segunda oportunidad. ¡Manos a la obra!

Implementos o herramientas que necesitarás

Hacer tus propios materos es un proyecto fácil. Por lo tanto, no serán muchas las herramientas que necesitarás. De hecho son implementos que están en todos los hogares.

En algunos casos solo te bastará una brocha y pintura. Todo dependerá de lo ambiciosa que sea tu idea. Entre las herramientas más comunes que podrías necesitar están:

  • Tijeras.
  • Martillo.
  • Brochas.
  • Pinturas.
  • Pinzas o alicate.
  • Algunos clavos.
  • Creatividad y disposición.
  • Una superficie limpia y despejada (mesón de trabajo).

¿Cómo hacer tus propios materos?

Lo primero que debes hacer es seleccionar todos los objetos que puedas utilizar como envases, recipientes o contenedores, pues esa será la función principal que tendrán.

Evita limitarte por el hecho de que las cosas deban tener un aspecto específico, pues no te imaginas lo que la creatividad y el ingenio han hecho sobre objetos que jamás se pensaron para ser materos o macetas.

¡Deja que tu creatividad vuele! Puedes seleccionar cualquier objeto como:

  • Latas vacías.
  • Ollas viejas.
  • Tazas de café.
  • Botellas plásticas.
  • Frascos de vidrio.
  • Cajones de madera.
  • Cauchos o neumáticos, y todo aquello que consideres que tu ingenio pueda utilizar.

No hay límites ni reglas al momento de crear. Una vez que hayas seleccionado los objetos a utilizar, límpialos completamente, por dentro y por fuera, eliminando de ellos cualquier residuo contaminante. Para ello puedes utilizar agua y jabón y algún retazo de tela o estopa que tengas a tu alcance.

Luego evalúa que modificaciones realizarás en los envases que utilizarás como materos o macetas, pues la idea es personalizarlos y hacer que brinden su mejor imagen.

También debes tomar en cuenta el tipo de plantas que sembrarás en ellos, pues cada una tiene sus propias características y requerimientos.

Algunas son de raíces abundantes, otras no tanto. Mientras que otras plantas son de raíces superficiales y otras de raíces profundas, esto influirá en la forma del envase que selecciones.

Ya con esto solo resta que intervengas tu envase, dándole la forma y el color de tu preferencia, puedes decorarlos con retazos de telas, cintas, encaje, papel y hasta madera, los cuales colocarás alrededor, en su base o a los costados. También puedes hacerles llamativos colgantes. ¡Eso lo decides tú!

Medidas de seguridad que siempre debes tener presente

  • Utiliza implementos de seguridad para proteger tus manos y ojos al momento que utilizar alguna herramienta.
  • Verifica siempre que el matero que elaboraste no represente un riesgo para tus niños, que no tenga filos cortantes o que sea inestable.
  • Si elaboras elementos colgantes, asegúrate de que sus soportes sean lo suficientemente resistentes.
  • Si involucras a tus hijos en la elaboración de tu proyecto supervisa siempre que la actividad que realicen no represente un riesgo para ellos.

Si te animaste a hacer tus propios materos, no te olvides de tomarles una fotografía. ¡Disfruta de tus creaciones al máximo! Después de todo, esto forma parte de la diversión de crear, renovar, reutilizar y reavivar espacios y objetos.

Fuente: mejorconsalud.com

No hay comentarios

Dejar respuesta