Florentino Primera: Si me detengo me convierto en otro error

214
“Si me detengo por el mundo y sus errores me convierto en otro error”.

Pausado al hablar, reflexivo e incisivo, Florentino Primera abre las puertas de su vida para hablar de verdades. Sin preocuparse por el qué dirán, para lo que sostiene una postura bastante clara, y con el anuncio de un nuevo material en puertas, el cantautor suelta prenda de sus últimos logros, de sus avances y proyectos en el área social, y de lo mucho que le importa Venezuela, país que, según revela, no está dispuesto a abandonar.

La paternidad le ha cambiado la vida. Con tres hijos de 9, 7 y 2 años de edad, la última de ellos una niña, el cantante aflora sus emociones para, finalmente, descubrirse.

Prepara un nuevo disco ¿Qué nos puede contar?

Estamos inventando cosas bonitas, tratando de integrar nuevos ritmos y sonidos a todo lo que ha representado nuestra música en los últimos años (habla por el dúo Servando y Florentino). Tratando de generar matices distintos en los sonidos actuales que se difunden para generar otros colores.

¿Habrá algún invitado especial?

Sí, definitivamente. Hay varios panas en lo nacional e internacional.

¿Y ya tienen fecha de lanzamiento del primer sencillo?

Será el último trimestre del año.

Participó hace poco en un festival en Perú junto a Oscar D’ León… ¿Qué otras plazas tiene en agenda?

Ecuador, Puerto Rico, Estados Unidos y algunas ciudades de Europa, entre ellas España, que repetiremos este año. Compaginando con los distintos proyectos individuales y el nuevo disco.

Por separado ¿qué desarrolla?

Vengo participando en una lucha cultural muy fuerte en el país, intentando dar por sentado mi integración por encima de nuestras diferencias ideológicas. Para nadie es un secreto que este país ha querido enraizarse una cierta suerte de enemistad entre los conciudadanos y nosotros nos hemos dado a la tarea de revertir eso con pasos concretos. Utilizamos la canción como elemento que aglutine y unifique por encima de lo que piense cada quién y de la visión de país que tenga cada persona. Respetar la visión individual y amar a Venezuela desde lo que haces y cómo lo haces, con esa moral del quehacer por encima de la palabra. No es lo mismo decir palabras bonitas que hacer algo.

¿Qué quedó de la reunión que tuvo recientemente con Miguel Pérez Abad, vicepresidente del área económica?

Para nadie es un secreto que hemos hecho acertados intentos en el área textil con nuestra propia marca de ropa. Con él emprendimos el acompañamiento de diversos espacios para desarrollar distintas corrientes que comprenden lo económico y lo cultural, entendiendo la necesidad del desarrollo. El canto me da lo necesario pero igual soy inquieto e insisto en otras ideas.

¿Ha pensado irse del país?

Si yo sintiera que no tengo nada que aportar a este país y que hay otras cosas que tengo que hacer, incluso por este país pero fuera de él, no tendría problema en irme. Pero sí sé que puedo aportar algo aquí desde lo que hago para lograr un objetivo importante, me quedo. Estoy aquí y si me toca asumir un contrato afuera lo hago, es trabajo y ¿qué puedo hacer?, pero no le veo el beneficio a irme. Tengo la obligación de quedarme a hacer lo que tengo que hacer. Punto.

¿Le importa lo que la gente piense de usted?

Me importa positivamente hacer que quien quiera entender lo haga. Quien no quiera, que entienda lo que le plazca y, desde sus argumentos, asuma su postura. Lo que sí podría dolerme es que tengo hijos y ellos saben leer, escribir e interpretar y se han encontrado en las redes (sociales) con palabras de gente que viene a enjuiciarme con delitos que no he hecho, ni haré jamás. A tildarme con estupideces que no me interesan. Por eso mi llamado social es a cuidar la palabra y nuestro juicio porque aquí sentenciamos sin hacer un estudio de lo que damos o hacemos. Siempre he dicho: si me detengo por el mundo y sus errores me convierto en otro error del mundo.

Fuera de los focos, ¿quién es Florentino Primera?

Soy el mismo que adentro: un papá de familia, un muchacho al que le gusta la música y que es consciente de lo que la música hace en la sociedad.

¿Con tanto camino y vida andada es pronto para pensar en una biografía?

Sería muy corta pero nutrida. Creo que aún hay mucho por hacer. Se puede comenzar a echar el cuento. Mira, me siento un hijo de Dios y como tal creo en las tareas que me encomienda. Sé que aún no echo a andar cosas que él tiene pautadas para mí.

Fuente: ultimasnoticias.com.ve

No hay comentarios

Dejar respuesta