¿Buscando citas por Internet? ¡Cuidado con las estafas!

29

En un mercado cada vez más grande, como el de las citas por Internet, los engaños son cada vez más habituales.

Según el FBI, los estadounidenses perdieron unos US$82 millones por estafas en sitios de citas online sólo en los últimos seis meses del 2014 (el último año en que publicaron cifras).

¿La razón? Los cibercriminales que cometen estafas románticas rastrean perfiles y reúnen información como nivel de ingresos y estilo de vida de los busca citas. Todo con el fin de manipular a sus víctimas.

 

Estafas habituales

Un reporte de la BBC indica que estas son las estafas románticas más habituales:

1. Hábiles bots
Hay estrategias para crear un perfil en aplicaciones de citas online con altas probabilidades de ser exitoso. Los estafadores lo saben. Y lo analizan para crear bots; es decir, programas informáticos que imitan el comportamiento humano.

Una vez que logran engañar a su víctima, les invitan a acceder a un enlace fraudulento. Normalmente, suele tratarse de un servicio “premium” que les invita a pagar o dar sus datos bancarios.

En otras ocasiones, envían el enlace a un sitio falso para verificar la cuenta o mensajes y llamadas spam.

2. “Catfish”: identidades falsas

Los “catfishers” son personas que mienten sobre su identidad en la red para establecer una relación romántica con otra persona.

Ese fraude romántico consiste en crear un vínculo emocional para luego exigir dinero en base a una realidad inventada. Suelen mentir sobre su edad, lugar de residencia e incluso su género.

3. “Sextorsión”

En la mayoría de los casos de “sextorsión” o chantaje sexual, los estafadores llevan la conversación a una plataforma por fuera de la que estén usando.

Suele ser habitual invitar a una conversación primero a través de WhatsApp y luego vía Skype.

El objetivo es manipular y llegar a tener encuentros sexuales frente a las cámaras para poder grabarlo todo y después pedir dinero a cambio.

¿Cómo protegerse? 

Usa Firewalls: los cortafuegos ayudan a filtrar sitios web y descargas potencialmente dañinas.

Usa antivirus: ayudan a prevenir el malware y los virus informáticos.
Crea una cuenta de email desechable: así evitarás poner en peligro tu cuenta personal o profesional.

Usa una tarjeta de prepago o Bitcoins: mantén tus cuentas bancarias aisladas de sitios web poco fiables.

Lee las opiniones: es lo mejor para asegurarte de que estás navegando en un sitio confiable.

Regístrate manualmente: evita hacerlo a través de Facebook para compartir menos datos sobre ti.

Ten cuidado con el catfishing: algunos estafadores pueden parecer la persona “perfecta”. Desconfía.

No divulgues tu información: sobre todo financiera o demasiado personal. No sabes quién está al otro lado.

Usa una VPN: una red privada virtual asegura conexiones seguras y cifradas para una mayor privacidad.

Fuente: vargasaldia.com

No hay comentarios

Dejar respuesta