7 objetos que tienen vencimiento

91

Hay muchos objetos que utilizamos diariamente que tienen una fecha de vencimiento, la cual ignoramos. Al no reemplazarlos a tiempo, ponen en riesgo nuestra salud. Conoce cuáles son estos objetos.

Por lo general, cuidamos que los alimentos que consumimos no hayan expirado o buscamos aquellos que su fecha de expiración sea muy lejana. Igualmente pasa con los medicamentos, las cremas, el maquillaje, el talco y demás elementos de uso diario. Pero ¿Sabías que además de los alimentos, tenemos en el hogar objetos que tienen vencimiento?

A la hora de comprar este tipo de cosas jamás pensamos en eso, por esto presta atención y fíjate qué productos pueden estar afectando tu salud o te podrían causar futuros inconvenientes por su caducidad. Y es que hay objetos sobre los cuales ignoramos tienen tiempo de vencimiento, y más si su vida útil ha terminado.

Algunos objetos que tienen vencimiento

Lee la siguiente lista y analiza cuáles objetos necesitas reemplazar:

1. Almohadas

Aunque a primera vista no se note, la almohada es un verdadero foco de infección. Con el pasar de los años, esta se va convirtiendo en un nido de gérmenes, ácaros, piel muerta y saliva. El hecho de que le coloques a tu almohada una funda limpia no significa que te estés protegiendo de los gérmenes que en esta habitan.

Por lo tanto, procura cambiar tus almohadas mínimo cada año, así evitarás el contacto con gérmenes que posiblemente pueden causarte alguna enfermedad bacteriana.

2. Cepillo de dientes

Los cepillos dentales pueden cultivar hongos, bacterias y gérmenes. Procura mantenerlo limpio dejándolo en el chorro de agua y sacudiéndolo para que se conserve seco. Cabe destacar que mientras más desgastado esté, es más difícil que actúe con eficiencia en nuestra boca. Por lo tanto, se recomienda que sea remplazado cada 3 meses.

Si de pronto en casa alguien tiene gripe o algún resfriado, infección bucal o de garganta, es mejor que mantengas alejado los cepillos, ya que es muy fácil la transmisión de virus a través de estos. Igualmente, después de alguna de estas enfermedades, lo ideal es cambiar de cepillo debido a que los gérmenes pueden estar escondidos entre las cerdas. Y lo más probable es que te vuelvas a enfermar.

3. Esponja de baño

Uno de los principales objetivos de la esponja en la ducha es eliminar las células muertas de la piel, sin embargo, también absorben hongos, gérmenes y bacterias. Al frotar nuestro cuerpo con la esponja llena de bacterias, lo exponemos a que adquiera infecciones.

Por lo tanto, trata de mantener este tipo de esponja muy limpia, sin residuos y remplázala al menos cada 4 meses.

4. Biberón

El biberón es uno de los objetos que debes cambiar con frecuencia para evitar que cause daño a tu bebé. Si notas que el chupo ya tiene rajaduras o astillas, sin duda alguna es hora de cambiarlo, ya que puede causarle aporreaduras a su boca.

Por otro lado, si el biberón es de plástico es más probable que los gérmenes y las bacterias habiten este, entonces por más que se lave, estarán en lugares pocos accesibles para la limpieza. Por ello, si notas que el biberón de tu pequeño se ha puesto amarillo o tiene en los rincones puntos negros (hongos), es claro que es hora de adquirir uno nuevo.

5. Colchón

Si eres de las personas que aun duerme en el colchón que tenía desde la infancia o llevas 20 años o más de matrimonio y aún conservas el colchón de recién casados, piensa seriamente en comprar uno nuevo. Un colchón es indispensable para un descanso ideal, pero pierden forma con el pasar de los años y las condiciones de higiene no se hacen nada favorables.

Un colchón debe cambiarse cada 8 o 10 años. Al igual que la almohada, al final de su vida útil se convierte en un nido de ácaros y bacterias poco saludable para nuestro cuerpo.

6. Desinfectantes para el hogar

Los productos industriales que adquirimos en el mercado para la limpieza del hogar también vienen con fecha de caducidad. Muchas veces no nos fijamos en ello y el que continuemos usándolos después de expirados no atenta contra nuestra salud, pero sí dejan de ser efectivos. Después de vencidos, sus propiedades disminuyen hasta que llegan a ser completamente inútiles.

7. Toallas

Debido a su frecuente exposición a la humedad, las toallas de baño son foco de bacterias y gérmenes. Trata de mantenerlas ventiladas y lavarlas mínimo una vez por semana. Su vida útil no es más de 2 años. Así que si ya es tiempo, no dudes en cambiarlas.

Otros objetos que tienen vencimiento

La lista es larga, así que te mencionaremos algunos objetos que aunque en su mayoría no tienen un fecha impresa de caducidad también debes reemplazarlos, ya sea porque pierden sus propiedades y terminan siendo realmente inútiles o porque son un abanico de bacterias e infecciones:

  • Repelente para insectos.
  • Alcohol.
  • Agua oxigenada.
  • Protector solar.
  • Especias.
  • Peines.
  • Pantuflas.
  • Zapatos deportivos.

Fuente: mejorconsalud.com

No hay comentarios

Dejar respuesta